BIBLIOTECA DEL VATICANO

Biblioteca del Vaticano incorpora en su colección  libro que defiende la figura de Miguel Krassnoff


«Miguel Krassnoff: prisionero por servir a Chile», de la historiadora Gisela Silva Encina, fue agregado al catálogo de la Biblioteca Apostólica de la Santa Sede luego de ser enviado desde nuestro país, el año pasado.

por:  La Segunda




miércoles, 09 de abril de 2014

Miguel Krassnoff acumula una veintena de sentencias por casos de violaciones a los DD.HH., todos por Secuestro Permanente ,  sumando más de 100 años de presidio , convirtiéndose así en uno de los militares en retiro con mayor número de condenas.
 Un libro que defiende la figura del brigadier en retiro y ex miembro de la DINA Miguel Krassnoff Martchenko —condenado por violaciones a los derechos humanos— fue incorporado a la biblioteca del Vaticano.
«Miguel Krassnoff: prisionero por servir a Chile», de la historiadora Gisela Silva Encina, fue agregado al catálogo de la Biblioteca Apostólica de la Santa Sede luego de ser enviado desde nuestro país, el año pasado.
El autor de la donación es Luis Hernández Muñostes, ingeniero mecánico de Valparaíso, quien a medidos del 2013 se comunicó directamente por escrito con el arzobispo francés Jean-Louis Bruguès, archivero y bibliotecario de la Santa Iglesia Romana, cargo en el que fue nombrado a mediados del 2012 por el entonces papa Benedicto XVI.
En su misiva, Hernández señala que el libro (que fue enviado en sus dos versiones, en español e inglés) “difunde una de las más destacadas injusticias cometidas en Chile”.
“Es el caso extremo de animosidad y prevaricación contra un soldado que sirvió a mi país y hoy es perseguido por la Justicia Izquierdista en contra de toda legalidad, rompiendo toda jurisdicción, no sólo por crímenes que no cometió sino por la culpa de ser hijo y nieto de destacados anticomunistas y cristianos”, señala la carta.
Hernández, quien afirma conocer personalmente a Krassnoff y creer en su inocencia, agrega en el texto que “este es uno de muchos cientos y miles de militares que han sufrido persecución Comunista aquí, de lo cual creo justo dejar registro”.
Tres semanas después, la carta recibió una respuesta breve y protocolar, firmada de puño y letra por Bruguès. La misiva, escrita en italiano, agradece “la publicación que cortésmente ha enviado para la biblioteca” y aprovecha de transmitir sus saludos “con viva cordialidad”.
La información fue publicada en un blog que difunde noticias en apoyo a Krassnoff. Hoy es posible chequear la inclusión del libro revisando el catálogo online de la biblioteca del Vaticano, en su sitio web www.vatlib.it, donde el texto figura con su nombre en inglés, “Miguel Krasnov: prisioner for serving Chile”.
El libro (que ya va en su sexta edición) tampoco es difícil de conseguir en el país: es posible encontrar ambas versiones en librerías a un valor cercano a los $10 mil.
Desde la década pasada, Miguel Krassnoff acumula una veintena de sentencias por casos de violaciones a los DD.HH.,todos por Secuestro Permanente ,  sumando más de 100 años de presidio , convirtiéndose así en uno de los militares en retiro con mayor número de condenas.

www.vatlib.it

Otros títulos disponibles...


Según la información que arroja el buscador online de la biblioteca, hay otros 389 títulos relacionados con nuestro país, la mayoría de los cuales hace referencia a la historia de la Iglesia local, el arte y algunos acontecimientos históricos.
Así, por ejemplo, se puede encontrar “El arte en la época colonial de Chile”, de Luis Roa Urzúa, o el “Atlas de la República de Chile” editado por el Instituto Geográfico Militar. ¿Otro ejemplo? “Las aves de Chile en su clasificación moderna. Su vida y costumbres”, escrito por P. Rafael Housse.
La “Biblioteca Apostólica Vaticana” es una de las más importantes del mundo. Entre sus más valiosos documentos está el denominado “Codex Vaticanus”, el más antiguo manuscrito completo de las Sagradas Escrituras.


CARTA DE LA SEÑORA DE BRIGADIER MIGUEL KRASSNOFF

CARTA ABIERTA A LA CIUDADANÍA DE LA SEÑORA DEL BRIG. KRASSNOFF
 
 
CONCIUDADANOS;
 
AL IGUAL QUE MI MARIDO, BRIGADIER MIGUEL KRASSNOFF M, Y ANTE TANTAS FALSEDADES, FALTA DE VOLUNTAD PARA INDAGAR LA VERDAD, ODIOS Y VENGANZAS, ME VEO EN LA OBLIGACIÓN DE ACLARAR DICHOS EFECTUADOS  IRRESPONSABLEMENTE, POR DIFERENTES PERSONAS DEL ACONTECER NACIONAL.  REITERO...SIN INDAGACIÓN ALGUNA A LAS INSTITUCIONES Y PERSONAS AFECTADAS, POR LO TANTO, PONGO EN CONOCIMIENTO DE USTEDES  LO QUE NOS ATAÑE COMO FAMILIA, ANTE  ESTE NEFASTO SHOW ARMADO, POR UN SUPUESTO ALMUERZO DE APOYO, HOMENAJE, CELEBRACIÓN O CUANTO TÉRMINO HAN EMPLEADO, PARA CONFUNDIR A LA OPINIÓN PÚBLICA CON HECHOS INEXISTENTES PARA CON NUESTRA FAMILIA.
 
1.- Sabemos y estamos muy conscientes desde hace un largo tiempo ya, del lugar en que estamos. No hay duda alguna que estamos en una cárcel y no, en un hotel o resort, estamos en una CARCEL y digo estamos, porque toda la familia ha sido  sometida injustamente a esta privación de libertad, ante la NO aplicación de las leyes vigentes, que sí han funcionado solamente, para los terroristas y marxistas, organizados en un ejército irregular antes del 11 de Septiembre de 1973 y que tenían sumido al país en un estado inmanejable por el gobierno de la época.  
 
2.-  Irresponsable mente, han hablado de una celebración u homenaje a mi marido. No sé de qué están hablando, en circunstancias que, aún nos encontramos con el dolor vivo, ante el doloroso fallecimiento de nuestra hija menor, Lorena, hace recién cuatro meses atrás.  Me pueden explicar  que vamos a celebrar o que se puede celebrar ????? ante tanta tristeza e irreparable pérdida????  Por favor.... ¡¡¡ Sean dignos y confiables alguna vez en la vida!!!!  y no jueguen con los sentimientos profundos y verdaderos de las personas.  A nosotros como padres, se nos impidió sepultar a nuestra hija juntos, unidos en el dolor y la congoja del terrible momento que tuvimos que vivir, en circunstancias que a todo interno o reo como se les llama en Gendarmería, se les permite asistir a los entierros de sus familiares cercanos.  Por qué se nos impidió a nosotros ???? Saben ustedes que mi marido no conoce el lugar donde ella está enterrada? Piénsenlo y díganme de qué IGUALDAD ante la ley me hablan.  Para nosotros no existe el Estado de Derecho.
 
3.- Por otra parte, como usuaria obligada del Penal Cordillera, les confirmo que las cárceles de lujo NO existen. 
 Las personas que allí se encuentran, viven en cabañas compartidas, a excepción del Gral. M. Contreras.
Cada uno cuenta con una pequeña pieza con una cama decente, proporcionada por Gendarmería, se comparte: un baño, un lavaplatos y una mesa donde comer, no existen comedores, ni salones, ni tampoco se cuentan con cocina, solo con microondas para poder calentar las comidas.
En el patio, existen pagodas, tipo carpas, llevadas por cada familia, para poder reunirse con cada uno de ellos, tanto invierno, como verano dada la estrechez de las cabañas.  Sinceramente, no sé, si se puede hablar de hotel cinco estrellas. No existen piscinas, ni multicanchas, ni salas de gimnasia, ni menos quinchos para efectuar asados, como lo mencionó el diputado Accorsi. Hay una antigua y mala cancha de tenis, que es ocupada por Gendarmería y alguna vez por algunos de los residentes.  Contamos solamente, con un antiguo espacio techado, donde felizmente se efectúa durante todo el año y cada 15 días, la Santa Misa y  celebramos allí, una liturgia con mucho recogimiento, el Domingo de Resurrección y el Nacimiento de Jesucristo el 25 de Diciembre.  No hay más que eso.
 
4.-Creo sinceramente, que los diputados que asistieron hoy día al Penal y como componentes de la Comisión de los DDHH de la Cámara, deberían bregar por una mejor calidad a nivel nacional, de establecimientos carcelarios y  de vida de todos los internos en los diferentes penales del país, para que así, los reclusos que obtengan la libertad, sean útiles a la sociedad en el día de mañana y no salgan con resentimientos y con más escuelas del delito a su haber.
 
Con estos cuatro puntos anteriormente mencionados, espero haber aclarado y demostrado nuestro profundo malestar, ante tan burdo, odioso y semejante espectáculo al cual hemos sido expuestos.
 
Atentamente los saluda,
 
 
ANGIE DE KRASSNOFF
 


CARTA DE BRIGADIER MIGUEL KRASSNOFF

 Santiago, 24 de Septiembre de 2013 

DEL 
BRIGADIER MIGUEL KRASSNOFF MARTCHENKO 

SRES. DIARIO ELECTRONICO "EL MOSTRADOR" 

En respuesta a las consultas que me han sido efectuadas por diferentes autoridades relacionadas con una tendenciosa información aparecida en el Diario electrónico de vuestra dependencia y conducción de fecha 23 de Septiembre del presente en la cual se menciona -entre otras inaceptables, delirantes y ofensivas falsedades- una supuesta especial (sic) "organización por parte de los ex compañeros de la generación del año 67 para visitar el miércoles 25 de Septiembre en el Penal Cordillera al Brigadier Miguel Krassnoff Martchenko y realizar un almuerzo de camaradería con el ex miembro de la Brigada Lautaro de la DINA, que entre otras causas tiene a su haber el exterminio de la cúpula de PC el año 76…etc.", me veo obligado a puntualizar a Uds. lo siguiente: 

1.-Las distinguidas personas que me honran con sus periódicas visitas en este Centro Penitenciario no forman parte de estructura especial alguna, ni organizan ni se prestan para realizar "almuerzos" de dudosa finalidad, como tampoco ejecutar una acción extemporánea para materializar su presencia en este lugar de mi ilegal privación de libertad. 

2.- Mis camaradas de promoción que regularmente me visitan se encuentran desde años -debida y oficialmente- inscritos, como todas mis visitas, en mí correspondiente listado de acceso, y cuyos nombres y antecedentes personales han seguido previamente todo el protocolo de trámite administrativo que exige Gendarmería para otorgar la debida autorización para su respectivo ingreso. Por esta razón, sus visitas se insertan en esta absoluta normalidad, la cual no necesita ningún tipo de "idea general de maniobra", ninguna "autorización especial", ni mucho menos tratar de engañar al personal de la Institución de Gendarmería para lograr su ingreso a este Recinto, tal como lo menciona textualmente su mencionado Diario El Mostrador. 

3.- En otro orden de información publicada por el citado medio de comunicación, señalo que jamás he pertenecido a la mencionada por Uds. Brigada Lautaro de la DINA, ni menos he tenido injerencia alguna en "tener a mi haber el exterminio de la cúpula del PC el año 76", tal como también lo menciona textual y falsamente El Mostrador. Al respecto les recuerdo que una prueba de ello -entre otros antecedentes  judiciales- se encuentra en las diversas publicaciones efectuadas por variados medios de comunicación social, los que en su momento realizaron programas especiales para informar a la opinión pública sobre este caso, ocasión en que nunca se mencionó mi nombre, ni mi pertenencia a la señalada unidad y ni mucho menos mi supuesta participación en los actos que Uds. con tanta displicencia e irresponsabilidad me involucran. Por estos contundentes y comprobables argumentos, esta gravísima afirmación la desmiento y rechazo categóricamente. 

4.- Concluyendo, me permito manifestar a Uds. que este tipo de informaciones, que carecen de total veracidad, no son compatibles con mi real actuar durante mi destinación en la Dirección de Inteligencia Nacional entre mediados del año 1974 y fines de 1976, en mi calidad de Teniente del Ejército de Chile. Las verdaderas razones para permitirse publicar distorsiones como la mencionada las desconozco, pero les aseguro que se encuentran total y absolutamente alejada de la realidad y del aporte para obtener verdad y justicia. 

Sres. de El Mostrador: 
Frente a esta agraviante información -de total impudor publicada por vuestro medio- que no solo me afecta en lo personal sino que además, coloca en tela de juicio el profesionalismo, seriedad y rigurosidad con la cual siempre ha actuado el personal de Gendarmería en este Recinto, así como la honorabilidad de personas que me distinguen con sus visitas, les solicito formalmente que tenga a bien informar el contenido integral de este desmentido, confiando que sea publicado con las misma características y formas como lo hicieron con la execrable intencionalidad en la aludida noticia de fecha 23 de Septiembre de este año, sugiriéndoles que en una próxima oportunidad que vuestras dudosas fuentes les proporcionen algún antecedentes relacionado con mi persona, lo verifiquen con la debida seriedad y acuciosidad que vuestra importante profesión exige. 

Saluda atte. a Uds., 



(Fdo.) MIGUEL KRASSNOFF MARTCHENKO 
Brigadier®

RECORDANDO


Queremos recordar a Maria Lorena Krassnoff Bassa , hija del Brigadier  a 4 meses de su partida de este mundo y  hoy 9 de Septiembre,  su cumpleaños , con unas hermosas y sentidas palabras de su mamá.


Mi adorada hijita

En una madrugada como hoy, 9 de Sept., llegaste a este mundo y a completar una familia que te esperaba con ansias y expectación...no sabíamos cual era el sexo de la guagua por nacer y....oh sorpresa ¡¡¡ llego una linda, sonriente y sana Lorenita para felicidad nuestra.

Que hermosos años vivimos junto a ti, nos enseñaste tantas lecciones de vida, nos enseñaste ha enfrentar la adversidad con coraje, con Fe y optimismo,.... nos dejaste demasiado alta la vara Lolita , para por lo menos, tratar de ser la mitad de tu hermosa persona como ser humano,profunda,sabia y siempre alegre.
Lolita querida y amada, como se te extraña y cuanta falta nos haces.

Nos queda el consuelo que no sufres mas, que estas bien junto al Altísimo descansando de la pesada carga que tuviste que enfrentar y que lo hiciste con tanta dignidad, con tanta fortaleza y sin demostrar en momento alguno, tu tremenda angustia y dolor que debes de haber sentido al saber y sentir tu irremediable partida y tener que dejar tus preciados tesoros Pia, Simòn y Cony.
Ellos son, tu fiel reflejo,... sabemos que estas protegiéndolos y velando a cada instante, así lo sienten y sabemos que ésta, tu principal tarea, ser madre, nunca la dejaras de hacer.

Hijita querida, solo tenemos palabras de gratitud para ti, por habernos elegidos como padres, lo que es todo un orgullo,... y como familia.

Damos gracias a Dios por habernos permitido estar, a pesar del corto tiempo, junto a ti y brindarnos tanto amor y felicidad.

Que la Virgen Santísima te continúe protegiendo como a una de sus preferidas y goza de la vida eterna junto al Padre.....

Te llevamos en nuestro corazón y nunca olvidaremos esta importante fecha, 9 de Sept de 1973.......gracias Dios mìo.

Tus padres

Miguel............

MIGUEL… ¿CUANTO?...


Desde hace un tiempo más que prolongado, y con cierta periodicidad, hemos tenido la oportunidad de escuchar en más de una ocasión el nombre de MIGUEL……. Sí, pero con un  par de apellidos un tanto extraños; ajenos a nuestra raíz etimológica latina y aparentemente difíciles de pronunciar.

Su nombre, de tiempo en tiempo, nos aparece en los diferentes medios de comunicación social, tanto nacionales como internacionales, vinculado a noticias relacionadas a un determinado período reciente de nuestra historia, específicamente a aquel del Régimen Militar -incorrectamente denominado “Dictadura Militar”-  por cuanto…Bueno eso es otra historia. 

Esta acepción cada uno de los lectores deberá dilucidar de acuerdo a su particular, calificada y respetada opinión pluralista, pero necesariamente con objetividad, seriedad intelectual e imparcialidad que les permita tener su propio pensamiento, más allá de algunos intereses comunicacionales que tienden a abanderizarse con determinadas posturas ideológicas y que tendemos a “tragarlas” sin mayor análisis ni meditación, corriendo el riesgo de transformarnos en aquello denominado “ser políticamente correcto”, cuyo sinónimo es: castración mental.

Volvamos al tema. Efectivamente los apellidos del mencionado Miguel tienen sus orígenes en esas misteriosas y lejanas zonas de estepas, castillos, legendarios jinetes, realezas y, contemporáneamente, cuna de una ideología que causó tanta zozobra, terror, opresión y dolor a gran parte de la humanidad.

Este Miguel nació en los fines de los años cuarenta del siglo recién pasado en una pequeña y acogedora ciudad de Austria, llamada Lienz, lugar al que había arribado su familia en las postrimerías de la II Guerra Mundial, evadiendo la cruenta persecución política que se desencadenó en contra de todos los opositores a la ya mencionada ideología atea. Sus padres, destacados militares y pertenecientes a familias de las más profundas raíces del alma y del espíritu que hasta hoy caracteriza al pueblo ruso, eran Cosacos.

¿Qué son los Cosacos, se preguntarán Uds.? Bueno, eso también es otra historia que cada cual deberá investigar, siempre y cuando le interese.

Después de muchos vaivenes, llega a nuestra Patria solo junto a su madre y a su abuelita materna, teniendo tan solo un año de edad, pues todo el resto de su familia, había sido asesinada. ¿Cómo y por qué? A investigar.

Su niñez transcurre en la normalidad que corresponde a una familia que hoy la podríamos calificar de nivel socio económico medio-muy medio. Estudió sus enseñanzas básicas y parte de las medias, en escuelas y liceos públicos. Se rodeó de grandes amigos, con los cuales hasta hoy, mantiene estupendas relaciones.

Motivado tal vez por lo que se denomina el llamado de la sangre, ingresa a la Escuela Militar y se recibe de Oficial de nuestro Ejército de Chile, a fines de los años 60. Se casa con una hermosa y estupenda chiquilla - la polola de toda su vida - poco menor que él y de cuyo amor nacen tres hijos. Su carrera militar se desenvuelve normalmente, con las vicisitudes propias de la escasez económica de la cual adolecían los sueldos de nuestros militares.

De pronto, ¡¡catástrofe nacional!! El 11 de Septiembre de 1973, Chile revienta en una explosión social que los políticos de la época fueron incapaces de controlar, endosando la responsabilidad de restaurar la normalidad de la Nación a sus Fuerzas Armadas, tarea clamada por la ciudadanía y avalada - pública y legalmente - por dos poderes del Estado: El Legislativo y el Judicial.

Advertencia: Gran parte de los integrantes de los Poderes de esos años, hoy están vivos, gozan de envidiables prebendas de diferentes tipos, son requeridos para expresar sus “sesudas” y “morales” opiniones al respecto, callando convenientemente sus resoluciones, exigentes clamores y ruegos que efectuaron a nuestra Fuerzas Armadas para resolver aquello que ellos mismos propiciaron con sus intransigencias, desidias e irresponsabilidades. Aún más; públicamente condenan el “Golpe Militar”, reniegan y ofenden a estas Instituciones, agregando su “rechazo” a las “violaciones de los derechos humanos” cometidas por nuestros uniformados. Si esto no se entiende como hipocresía y deshonor, entonces… ¿Cómo se podría calificar? En Uds. estará la respuesta.
       
Miguel, con 25 años de edad y ostentando el grado jerárquico de Teniente, debe combatir a grupos subversivos y terroristas  de extrema izquierda que se venían gestando desde el año 1964, organizados y entrenados militarmente a esas fechas con singular capacidad. La lucha es ardua y en extremo violenta y cruenta. Su familia y, es especial su joven Esposa, sufren. No saben si lo volverán a ver, después de cada amorosa despedida y bendición mañanera.

Miguel, entre mediados del año 1974 y fines de 1976, se enfrenta cara a cara con los terroristas combatiendo en la calle y ante la presencia de numerosos testigos. (Transeúntes, vecinos, copuchentos, etc.) Sus acciones de combate, junto a sus preciados  y escasos subalternos -todos jóvenes de entre 19 y 25 años- y en el cumplimiento de su misión impuesta por sus superiores pero, fundamentalmente, por toda la sociedad nacional, son exitosas debiendo lamentar entre medio la pérdida de la vida de parte de sus inapreciables comandados, caídos en aras de la paz y de la urgente necesidad de normalizar al País para iniciar su reconstrucción y asegurar el futuro de su pueblo.

Dichas acciones de todos ellos son distinguidas por la máxima condecoración que entrega el Estado de Chile: La Medalla al Valor.

Después del año 1976, este Miguel retorna al seno de su querido Ejército y al de su muy amada familia. Desarrolla su carrera militar con absoluta normalidad: Ascensos, destinaciones (Cuasi Guerra con Argentina en la frontera Centro Sur  y  dispuesto - otra vez - a rendir su vida en la defensa de la soberanía nacional y de sus habitantes), cursos, perfeccionamientos Académicos Universitarios Militares (Magísteres incluidos) y civiles. Entre estos últimos  posee los títulos de Profesor de Educación Física y el de Administrador de Empresas.

Llegamos al año 1998, y Miguel enfrenta una nueva catástrofe, pero ahora de consecuencias personales, profesionales y familiares de insospechadas dolorosas consecuencias. Su merecido ascenso al grado de General, es vetado por las autoridades del ya instaurado Gobierno civil. Ante ello presenta su solicitud de retiro inmediato e indeclinable a la Institución de su vida.

A partir del año 2003- ¡30 años después de aquel11 de Septiembre!- de pronto es citado a los tribunales de justicia para declarar por presuntos cargos de cometer, también presuntos, ilícitos en contra de -otra vez presuntas- víctimas de supuestos abusos cometidos en contra de los derechos humanos de los terroristas que combatió frontal, convencida y resueltamente, hacía ya largos pasados  años atrás. Lo acusan de torturador; asesino; criminal; etc. y etc.

Miguel sorprendido, no entiende nada. Lo carean con los mismos delincuentes violentistas a los que enfrentó que declaran barbaridades jamás cometidas por él ni por sus subalternos. Dicen que lo reconocen; dicen que lo vieron en tal o cual lugar; dicen que lo reconocen por su voz, por sus pasos y por su perfume (Sic en expedientes judiciales). Miguel se defiende con las poderosas armas que significan su inocencia y su absoluta tranquilidad de conciencia; defiende vehemente a sus subalternos; asume integralmente sus responsabilidades de mando en su condición de Teniente de la época y rechaza categóricamente cada una de las espurias acusaciones.

Pese a todo, está tranquilo. Encara con valor, honor y firmeza esta situación, desarrollando una intensa e inagotable lid por conquistar su legítima libertad, por la verdad, por sus mil veces comprobada inocencia y por la aplicación de las leyes vigentes que para él y otros de sus camaradas, en forma intolerable, le han sido sistemáticamente negadas.

No hay ninguna prueba legal que confirme dichas acusaciones y, por lo demás, existen leyes vigentes que lo benefician, incluso en la eventualidad que hubiese sido efectivamente culpable de los cargos que le imputan. ¿Cuáles leyes?  A investigar.

Sin embargo para Miguel y centenares de uniformados, nada de ello se respeta y a partir del 28 de Enero de 2005, es condenado y se encuentra privado de libertad hasta hoy en el Centro de Cumplimiento Penitenciario “Cordillera”, a base de las arbitrariedades e ilegalidades a las que lo han sometido.

Con esto, claramente se deduce que este Oficial militar no necesita de favores, perdones, indultos, misericordias o leyes especiales para vivir en paz y libertad, libertad que jamás debió haber sido conculcada.

El dolor infringido a su querida Esposa y familia, es indescriptible, pero este sufrimiento se incrementa ante la pasividad, indiferencia y silencio cómplice de toda la sociedad nacional en su conjunto y de sus actuales Estamentos Políticos, Judiciales, Religiosos e Institucionales ante tamaño irrespeto a la Constitución y al Estado de Derecho.

Como se puede deducir, este Miguel, un hombre que transcurría su vida como cualquier chileno común y corriente; buen profesional; amante de su familia; feliz en su matrimonio de más de 42 años; orgulloso padre y abuelo, hoy es una víctima de una verdadera dictadura política-jurídica; de una vergonzosa  indiferencia corporativa de sus connacionales y ofrecido como botín para aplacar las insaciables y rencorosas ansias de venganza de los derrotados de ayer, responsables directos de la tragedia republicana más atroz que ha vivido Chile y su orgullosa historia democrática.

Pese a todo, su notable Fe en Dios, el amor que le profesa su ejemplar y valiente Esposa; la lealtad de sus hijos y las numerosísimas demostraciones de afecto, reconocimiento y aliento recibido por parte de cientos de personas que, escandalizadas ante la magnitud de la injusticia a la que está sometido, lo mantienen incólume en sus principios y valores, atesorados en su sangre Cosaca; en su educación familiar y ratificados en su noble formación militar.

 Continúa confiando que la JUSTICIA, así con mayúscula, sea una realidad para resolver su tan inaceptable situación y que las máximas autoridades de nuestro País, rectificarán esta vergüenza nacional que significa su ilegal prisión, hecho que ya comenzó a concitar la atención a nivel internacional.

Su nombre completo: MIGUEL KRASSNOFF MARTCHENKO, Brigadier del Ejército de Chile, transformado hoy, sin desearlo ni buscarlo, en un real prisionero político, por el solo hecho de Servir a Chile. Como pueden apreciar aquellas personas que lean estas líneas, después de todo, no es tan difícil pronunciar sus apellidos, originarios de la eslava Rusia.

Lo detallado debe ser motivo de serias reflexiones, particularmente por parte de nuestra juventud. Los padres y abuelos de este tesoro que posee Chile - su magnífica juventud - fueron y son testigos presenciales y víctimas directas de todo el horror, inseguridad y dolor que vivió nuestra Nación en las décadas de los años 60 y 70 y ellos, con su sacrificio, tenacidad y enorme esfuerzo, hoy le entregan a nuestros hijos y a los hijos de ellos un País que les permitirá tener un futuro ciertamente más promisorio y más auspicio que el que Miguel y ellos vivieron y añoraron.

Abrácenlos a ellos y denles las Gracias por lo que ellos hicieron para que Uds. sean lo que son hoy y vosotros asuman aportar lo suyo para que jamás vuestra libertad sea amenazada y vuestros futuros destrozados. Aprovechen su novel vivencia en hacer más grande y más respetado a nuestro Chile y que el ejemplo citado en el caso de nuestro Miguel, nunca se repita en persona alguna.

Para los curiosos, investigadores, ignorantes o insensibles a esta corta narración -pero histórica y real- e interesados en conocer los detalles y pormenores de ella, se colocan a su disposición los siguientes antecedentes:

-Lean el Libro titulado “Miguel Krassnoff. Prisionero Por Servir a Chile”, escrito por la insigne literata, historiadora e investigadora, Sra. Gisela Silva Encina, Editorial Maye, texto que ya está publicado en su 6ª. Edición y ranqueado tiempo atrás entre los 10 libros más leídos y vendidos en Chile. Se les anticipa que les encantará y sorprenderá. Para los más curiosos, este libro ha sido traducido al idioma inglés y ruso.

Ingresen a Internet y abran el Blog que existe sobre Miguel.

Dirección electrónica:
(En idioma español)


Esto es todo, por ahora. ¡Hasta la próxima!


Agrupación Nacional por la Justicia, la Verdad Histórica y el Respeto por el Estado de Derecho en Chile.

(Chile, Agosto de 2013)

LIBRO ON LINE


                                                                 19 de Junio de 2013

Se comunica a todos los lectores de este Blog, 
que la sexta edición del Libro:

MIGUEL KRASSNOFF
PRISIONERO POR SERVIR A CHILE


Se encuentra para su lectura, 
on line, en los idiomas 
Castellano e Inglés.
Próximamente también en idioma Ruso 

Link del libro en Gadget de este Blog  

También en el siguiente sitio Web 

                             http://www.miguelkrassnoff.com/

AGRADECIMIENTOS DE CONDOLENCIAS


Santiago, 13 de Junio de 2013




RECONOCIDOS AMIGOS:

Acuso recibo de todos los atentos y emotivos sentimientos que cada uno de vosotros tuvo a bien manifestar con motivo del dolorosísimo trance al cual nos vimos enfrentados recientemente como familia. Cada palabra proveniente de Uds. fue un verdadero bálsamo para nuestros dolidos corazones. ¡Gracias!

Consecuentemente, me permito transcribir para cada uno de Uds., nuestros más profundos sentimientos de gratitud por tan sensible gesto, emociones que expresamos públicamente en diferentes medios de comunicación del País:

“PORQUE COMPARTIÓ CON NOSOTROS SU PAN Y SU ALEGRÍA, HOY ESTAMOS TRISTES POR SU PARTIDA, PERO LLENOS DE ESPERANZA Y RESIGNACIÓN EN LA RESURRECCIÓN.
AGRADECEMOS A TODAS LAS PERSONAS, AMIGOS Y FAMILIARES QUE NOS ACOMPAÑARON EN NUESTRO DOLOR ANTE LA IRREPARABLE PÉRDIDA DE NUESTRA QUERIDA LOLITA, ESPOSA, MAMÁ, HIJA Y HERMANA EXTRAORDINARIA:

MARÍA LORENA KRASSNOFF BASSA

COMO ASIMISMO A QUIENES NOS ENVIARON OFRENDAS FLORALES Y A LOS QUE DE UNA U OTRA FORMA NOS EXPRESARON SUS CONDOLENCIAS, ACTITUDES QUE HAN COMPROMETIDO POR SIEMPRE NUESTRA GRATITUD
LA FAMILIA”


Una vez más: ¡Infinitas Gracias! Les saluda con la calidez del corazón que emana espontáneamente ante tan señalado gesto vuestro,

     
     Miguel Krassnoff Martchenko y Familia


Carta a Ministro Zepeda


Estimados Compatriotas,

Para su conocimiento, hoy el Brigadier Miguel Krassnoff, le envió una carta al Ministro Jorge Zepeda, denunciando los abusos e irregularidades procesales que ha sido objeto por parte de dicho Ministro.

La causa denominada “Caso Chanfreau”, está Prescrita, Amnistiada y Sobreseída total y definitivamente por la Excelen...tísima Corte Suprema de Chile desde año 1993, sin embargo, este Ministro, de menor jerarquía, curiosamente consideró que la causa fue mal ejecutada por los Ministros (Corte Suprema) de esa época y se tomó la atribución de investigarla nuevamente a pesar de ser “Cosa juzgada”.

Definitivamente, NO EXISTE ESTADO DE DERECHO EN CHILE.

Atentamente,

Agrupación Nacional por la Justicia, la Verdad Histórica y el Respeto por el Estado de Derecho en Chile.



Santiago, 10 de Junio de 2013
DEL

BRIGADIER DE EJÉRCITO  MIGUEL KRASSNOFF MARTCHENKO

AL

MINISTRO INSTRUCTOR DE LA CORTE DE APELACIONES DE SANTIAGO,

DON JORGE L. ZEPEDA ARANCIBIA
Presente
Sr. Ministro:
                    Días atrás he sido sorprendido por una resolución suya traducida en una condena de primera instancia de diez años y un día por mi supuesta responsabilidad en el -también supuesto- “secuestro permanente” de un terrorista del movimiento subversivo denominado MIR llamado Alfonso Chanfreau -integrante del Comité Central de la citada organización clandestina y violentista-  situación que se habría producido en el mes de Junio o Julio del año 1974. (Casi exactamente 40 años atrás)
                    Antes de entrar a expresarle  mis opiniones al respecto sobre esta anómala resolución y, para refrescar su memoria, le trascribo textualmente un extracto de una carta que le envié con fecha 25 de Julio del año 2011, oportunidad en que me enteré en que Ud. me había procesado por este caso. El tenor de dicha carta es el siguiente:
Santiago, 25 de Julio de 2011
“Del  Brigadier de Ejército Miguel Krassnoff Martchenko
Al Ministro Don Jorge l. Zepeda Arancibia
Presente
                Se dirige a US., el hoy Brigadier de Ejército Miguel Krassnoff Martchenko, pues una vez más me he impuesto por la prensa que -por resolución suya- he sido nuevamente procesado en la causa denominada “Caso Chanfreau”.
                Pese a parecer un tanto extemporáneo este procedimiento para dirigirse a un Ministro investigador e integrante de nuestra Ilustrísima Corte de Apelaciones de Santiago y, pese a que conozco perfectamente los procedimientos que corresponden en estos casos, lo sorprendentemente irregular de esta resolución vuestra me impulsa a emplear esta también anormal manera de expresarme directa y personalmente con US., por las siguientes razones, las cuales me permito suponer que las desconoce y por las que ha resuelto procesarme nuevamente por este caso:
1.-Esta causa está Prescrita, Amnistiada y Sobreseída total y definitivamente por la Excelentísima Corte Suprema de Chile el año 1993.
2.-Esta causa estuvo a cargo de la entonces Ministra de la Corte de Apelaciones, Gloria Olivares en Septiembre de 1992, relacionada con la desaparición del terrorista del MIR de apellido Chanfreau, hecho que se habría producido en Junio de 1974  (Mi destinación –con el grado jerárquico de Teniente de Ejército- a la Dirección de Inteligencia Nacional se materializó con fecha 01 de Agosto de ese año).
3.-Las investigaciones por parte de la mencionada Ministra, entre otros aspectos, se tradujeron en que yo, ya Coronel, asistí de uniforme militar al palacio de Tribunales lo que produjo una inusitada cobertura de prensa nacional e internacional; fui careado con prácticamente todos lo ex terroristas existentes en Chile, con todo el lumpen asociado a este grupo violentista y…
4.-Finalizadas las diligencias –que duraron 4 días seguidos, sumando en total más de 40 horas de interrogatorios continuados y con un promedio de 10 horas diarias- estas concluyeron que yo era inocente, al igual que el Sub Oficial …
-Elevados los antecedentes a la Excelentísima Corte Suprema, ésta resolvió dejar sin efecto la convicción de inocencia a la que había llegado la Ministra sumariante y procedió aplicar la amnistía para los presuntos inculpados, pese a los esfuerzos e instancias legales en contrario realizadas por la parte querellante.
5.-Como la señalada resolución del máximo tribunal del País no fue satisfactoria para la parte contraria, ésta procedió a acusar constitucionalmente a tres Ministros de la Corte Suprema , siendo uno de ellos removido de su cargo por parte del Congreso el año 1993 (Sr. Ministro Cereceda), derivando paralelamente a invocar que el mencionado violentista era de descendencia francesa, presentando el caso ante los tribunales de Francia país el cual, increíble e inexplicablemente, desechó la resolución definitiva de esta causa por parte de la ECS de Chile; acogió llevar a cabo un proceso en París por este caso y…..
6.- Hace un tiempo atrás conversé personalmente con US., en este Centro de Detención, sobre esta situación, recibiendo como respuesta por vuestra parte la sorpresa que le causaba que una causa ya investigada, resuelta y finalizada definitivamente, fuese nuevamente motivo de investigación.
7.- Mi Abogado defensor, Don Carlos Portales Astorga, también conversó con US. sobre esta materia, colocando en vuestro conocimiento todos los pormenores antes enunciados. 
8.-Pese a todos los antecedentes inicialmente detallados y, especialmente, que este caso fue sobreseído total y definitivamente por la Corte Suprema el año 1993, (Con escándalos publicitarios nacionales e internacionales incluidos) US., -sorpresiva e inexplicablemente- vuelve a procesarme por el mismo cargo y por la misma causa.
Si todo lo anterior -a lo menos no es Cosa Juzgada- entonces, Sr. Magistrado, definitivamente no logro tener ninguna explicación legal, ni procesal, ni de mínima comprensión lógica para esta tan extraña resolución jurídica vuestra, que se ha traducido en este tan insólito nuevo procesamiento, salvo que existan otras razones que mi calificado Abogado defensor y yo desconocemos absolutamente…
                Finalmente, Sr. Ministro, en consideración a lo precedentemente señalado, me permito manifestarle y solicitarle lo siguiente:
a.- Agradeceré tenga a bien tener a la vista los expedientes que se originaron con motivo del proceso que en Septiembre de 1992 se llevó a cabo en la causa relacionada con mi presunta responsabilidad en la desaparición del terrorista del MIR, Sr. Alfonso Chanfreau. Allí se encontrará con la comprobación de todos los aspectos que le he manifestado en la presente.
b.- Se sirva estudiar cada una de las diligencias realizadas en dicha oportunidad. En ellas comprobará que este caso fue exhaustivamente investigado, que el respectivo proceso judicial efectivamente se realizó y tuvo un desarrollo pormenorizado que concluyó con su sobreseimiento total y definitivo por parte de la Excelentísima Corte Suprema, con la destitución de un Ministro de esta Corte incluido.
c.- Si lo anterior le continúa mereciendo algún tipo de duda, tengo a su disposición –para entregárselo a US., personalmente- las respectivas pruebas audiovisuales (en CD) las que certifican los escándalos publicitarios de esa época que se produjeron a raíz de este proceso. En ellos US observará, una vez más, la demostración que esta causa ya fue investigada, diligenciada y resuelta.
d.- Teniendo todos los antecedentes previamente expuestos a su alcance, agradeceré se sirva dejar sin efecto esta tan anormal resolución de volver a procesarme –al igual que al hoy Sub Oficial Mayor de Ejército, Basclay Zapata,- por esta causa ya indagada y sobreseída total y definitivamente por el máximo Tribunal de Justicia de Chile.
e.- Me permito solicitar también a US que este documento lo considere como mi única información adicional que le haré entrega en cuanto a esta anormal situación jurídica se refiere y relacionada con esta causa específica, por no tener nada más que agregar al respecto..., le saluda atentamente,
Fdo.) Miguel Krassnoff Martchenko Brigadier de Ejército”
Sr. Zepeda: Teniendo a la vista lo detallado en el extracto de la carta precedente y los antecedentes que Ud. expone en el documento que me comunica la referida sentencia, le manifiesto lo siguiente:
1.- La transcrita carta nunca tuvo una respuesta por parte suya ni para mi abogado, ni menos para mí.
2.- Analizado el documento en que me anuncia su extraña e irregular resolución condenatoria sospecho que Ud. se limitó a “copiar y pegar” los detalles del proceso que se llevó a cabo el año 1993, pero curiosamente citando solo los antecedentes y dichos de los propios querellantes, omitiendo -casual o intencionadamente- todos los detalles referidos a mi favor que fueron varios y muy contundentes.
3.- En el mismo documento Ud. efectivamente cita resumidamente que la citada causa fue sobreseída total y definitivamente por el más alto tribunal de la República.
 Pero, a continuación y latamente, hace un verdadera apología basada en resquicios aparentemente jurídicos -formula de tristes recuerdos del pasado- en la cual justifica lo injustificable para demostrar que dicha resolución de la Excelentísima Corte Suprema de Chile de esa época fue mal ejecutada y que, sobre la base de ciertos criterios internacionales de absoluta inaplicabilidad en el plano nacional, Ud. la deja sin efecto ofendiendo, descalificando y desautorizando de paso a los distinguidos magistrados componentes de ese Alto Tribunal para finalizar justificando esta su absurda, ilegal, inconstitucional e inaceptable resolución condenatoria.
Además Ud., cierra esta resolución otorgándoles a los querellantes el beneficio de recibir multimillonarios montos de dinero, con cargo al Estado de Chile.
Esto me parece grotesco y de absoluta inmoralidad, pues en el contexto de las trágicas  situaciones que debimos enfrentar los miembros de las Fuerzas Armadas y de Orden hace 40 años atrás, somos nosotros y nuestras familias las reales víctimas de la barbarie violentista de aquella época y no precisamente los que hoy Ud. premia tan benévolamente.
Este punto, Sr. Zepeda, es una burla y ofensa inaceptable ante el sacrificio de tantos civiles y militares que entregaron sus preciosas vidas y sus destinos en aras de la libertad, dignidad y paz de la sociedad chilena toda y frente al estoico y silencioso inconsolable dolor de las familias de cada uno de ellos.  
4.- Ud. jamás  se dio el trabajo de consultarme algo al respecto de esta acusa para, por lo menos, ratificarle mis declaraciones anteriores. Acepto que en la carta transcrita le indico que no tengo nada más que agregarle en esta causa, pero con el bien entendido que Ud. tendría la mínima predisposición de aceptar los antecedentes que en la misma misiva coloco a su disposición para resolver en justicia este vergonzoso caso.
Como hizo caso omiso a lo que yo le aporté en esa oportunidad, obviamente le correspondería haber realizado por su parte una mínima diligencia.
5.- Una vez más y, al igual que la mayoría de sus colegas que tienen la delicadísima responsabilidad de hacer y aplicar justicia en los mal llamados “casos de violaciones a los derechos humanos” en los cuales me han involucrado -refiriéndome a mi caso personal y al de mis subalternos de la época- Ud. demuestra una notable parcial inclinación y sensibilidad para dar crédito a las falsedades y absurdos dichos que manifiestan los participantes de la parte querellante pero ninguna similar seria atención presta a mis descargos y a mis propios dichos, los que se consideran que tienen el mismo valor que los anteriores.
 No me extiendo en aquello que se supone que soy inocente de estos ridículos e imposibles cargos que pretende inculparme hasta que Ud. demuestre lo contrario, pues en la práctica y con los ejemplos de ilegalidad e injusticia como el presente, se ha procedido exactamente al revés.  
Le recuerdo que legalmente los supuestos testigos a los que Ud. les da todo el crédito de veracidad, son testigos inhábiles por ser parte interesada e involucrada en los temas a tratar judicialmente, independiente que, en el plano moral, son también miembros activos, simpatizantes o comprometidos con el citado grupo terrorista.
Entiendo que esto Ud. sí lo sabe perfectamente. Si es así -como efectivamente lo es- entonces Ud. premeditadamente está incurriendo en una gravísima falta de equidad y justicia, incompatible con su cargo y responsabilidad.
Sr. Ministro:
                   Finalizando le repito lo que le remití poco tiempo atrás a otro colega suyo que se permitió, al igual que Ud., dictar ciertas resoluciones que adolecían de similares irregularidades como la presente: 
                    Sobre la base de las evidencias citadas en el presente documento, permítame rechazar categóricamente esta espuria resolución condenatoria, agregándole para su información que vuestro proceder es similar al adoptado por la mayoría de los magistrados que han tenido injerencia en asuntos denominados “derechos humanos”, situaciones que -en mi caso particular y en el de mis subalternos de la época- han adolecido de irregularidades como los expuestas, con el agravante de hacer caso omiso a las leyes plenamente vigentes en la actualidad y que, en el evento que hipotéticamente yo fuese efectivamente responsable de los ilícitos que Ud. se ha permitido inculparme, me favorecen ampliamente al punto que yo jamás debiera haber sido procesado, ni menos condenado y privado ilegalmente de libertad como lo estoy hoy, vulnerándose  gravemente con este proceder el Estado de Derecho en nuestra Patria.
                    Lo anterior, Sr. Zepeda, entiendo que es de su pleno conocimiento, motivo por el cual también me permito señalarle que con el presente documento y, después de ser víctima de su abusadora actitud plena de iniquidad, no espero nada de Ud. ratificándole que tanto mis subalternos de esos años -por los cuales asumo integralmente mis responsabilidades de mando por constarme su ninguna vinculación a determinados supuestos delitos-  como yo, somos categóricamente inocentes de todos los cargos que mediante extraños procedimientos nos han formulado.
                    Este punto, me impone indicarle que no aspiro a clemencias, favores, perdones, indultos o dictación de leyes especiales para conquistar mi legítima libertad; solo denuncio estas arbitrariedades y exijo -independiente de mi inocencia-  que se cumplan, se respeten y se apliquen las leyes vigentes por parte de nuestros administradores de la justicia, dentro de los cuales está Ud. para resolver esta colosal injusticia a la que he sido sometido.
                    Luego, Sr. Ministro, teniendo a la vista sus extrañas e inaceptables resoluciones y actitudes, me hago un deber en señalarle que ellas me permiten consolidar aún más mis convicciones y mantener la fuerza necesaria para continuar mi inclaudicable postura de lucha por mi más que demostrada inocencia, por la conquista de mi legítima libertad, por el imperio de la verdad histórica,  por la recuperación del alto nombre y prestigio de la Justicia y por el irrestricto respeto por el Estado de Derecho en Chile, este último tan abiertamente vulnerado en la actualidad. 
                    Sin otro particular, saluda a Ud.,
MIGUEL KRASSNOFF MARTCHENKO
Brigadier ®
Distribución:
1.- Sr. Ministro Instructor, Don Jorge Zepeda Arancibia
2.- Sra. Ministra de Justicia, Patricia Pérez G. (C.I.)
3.- Sr. Ministro del Interior Don Andrés Chadwick P.  (C.I.)
4.- Sr. Sub-Secretario del Interior Don Rodrigo Ubilla M. (C.I)
5.- Sr. Pdte. del Tribunal Constitucional Don Raúl Bertelsen R. (C.I.)
6.- Sr. Contralor General de la República Don Ramiro Mendoza Z. (C.I.)
7.- Sr. Pdte. de la Corte Suprema de Justicia, Don Rubén Ballesteros C.       (C.I.)
8.- Sr. Director de Gendarmería de Chile (C.I.)
9.- Sr. Alcaide de C.C.P. “Cordillera” (C.I.)
10.- Sr. Abogado defensor, Don Carlos Portales A. (C.I.)
11.- Archivo

PINCHAR PARA VER DE MAYOR TAMAÑO